España podrá exportar a China pulpa de aceituna para alimentación animal

El pasado 25 de septiembre se ha logrado un acuerdo sanitario entre el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España y las autoridades de la Administración General de Aduanas de la República Popular de China para exportar pulpa de aceituna (o pasta de aceituna) para la alimentación animal.

Fecha: 14-Oct-2019

Fuente: magramaenchina

 Este acuerdo se ha alcanzado tras un par de años de negociaciones y la visita de inspección que las autoridades chinas realizaron a España en el mes de junio de este mismo año, para analizar la situación sanitaria y fitosanitaria españolas, así como inspeccionar a las empresas interesadas en exportar a este mercado.

La pulpa de aceituna que se obtiene como subproducto en el proceso de obtención del aceite de oliva, a la que se le ha extraído el hueso de la misma, posee un porcentaje de materia grasa que la hace muy adecuada para la alimentación animal.

La industria del olivar genera a lo largo de todo su proceso de producción diferentes tipos de subproductos, los cuales hasta la fecha han tenido pocas aplicaciones posteriores y en la mayoría de los casos han estado ligados a su valoración como biomasa. Así, el auge que se ha producido en el uso de energías renovables ha hecho crecer de manera considerable la demanda de hueso de aceituna con destino a su utilización como fuente energética.

Esto ha provocado un cambio en la composición del alperujo que se produce tras la extracción del aceite de oliva, al contener una menor cantidad de hueso de aceituna, convirtiendo al alperujo en un producto adecuado para su utilización en alimentación animal y, más concretamente, para su incorporación como materia prima en la fabricación de piensos compuestos, siendo de gran interés especialmente en la alimentación porcina dada la composición de ácidos grasos de alta calidad nutricional y saludable.

Con la valorización de los subproductos de la industria olivarera para su aplicación en la alimentación animal se consigue reducir los problemas medioambientales de su producción, además la energía necesaria para el proceso de secado del alperujo se obtiene de la propia biomasa del olivar, permite una valorización de los subproductos, una diversificación de los mismos y, a su vez, aporta al sector ganadero una fuente de alimentación de gran potencial como fuente de grasa, fibra y otros factores nutricionales así como una mejora de la capacidad competitiva de la ganadería porcina y caprina especialmente, minimizando su dependencia de las materias primas actuales y sus fluctuaciones de mercado.

El acuerdo posibilitará la exportación de este producto a las cooperativas DCOOP y Oleícola El Tejar que se han venido mostrando muy interesadas en el mercado chino como destino de la pulpa de aceituna para la alimentación animal.