UPA y el Colegio de Fisioterapeutas de Madrid se unen para mejorar la salud de agricultores y ganaderos

La prevención de los riesgos laborales y de las enfermedades profesionales puede mejorar en los sectores agrícola y ganadero. Con ese objetivo, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos y el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid han sellado una alianza para desarrollar acciones conjuntas. Es una más de las iniciativas que UPA está llevando a cabo en el marco del proyecto Agripreven, que cuenta con la financiación de la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales, F.S.P.

El objetivo de ambas entidades es poner en valor que la prevención de enfermedades profesionales y de riesgos laborales en el trabajo del campo “puede y debe mejorar”, han explicado desde UPA. En esa labor, la figura del fisioterapeuta “debe hacerse mucho más presente en el mundo rural”, han señalado, tanto en la prevención de lesiones como en su recuperación en caso de haberse producido.

El Colegio de Fisioterapeutas de Madrid asesorará a UPA en materias como ergonomía laboral y prevención de riesgos laborales, una labor que se plasmará en los materiales gráficos y audiovisuales que la organización agraria está preparando gracias al proyecto Agripreven. Los fisioterapeutas participarán también en jornadas presenciales que se llevarán a cabo en diferentes comunidades autónomas. “Para ello se contará con la participación de los colegios profesionales de dichas comunidades autónomas”, aporta la secretaria general del CPFCM, Monstserrat Ruiz-Olivares.

Ambas instituciones colaborarán juntas para concienciar a agricultores y ganaderos de la importancia de cuidarse, prevenir dolencias y tratarse en caso de sufrirlas para mejorar su salud y su bienestar. “La prevención está en tu mano”, asegura el lema del proyecto Agripreven. “Ahora sumamos las manos y la profesionalidad de unos profesionales tan importantes como los fisioterapeutas de Madrid para mejorar la salud del colectivo al que representamos y minimizar esos riesgos laborales y las posibles lesiones de los agricultores y ganaderos”, han concluido.