Termina la campaña del Piquillo de Lodosa: 'más pequeño pero de extraordinaria calidad'

La campaña del Pimiento del Piquillo de Lodosa, uno de los productos amparados bajo la marca de calidad Reyno Gourmet, ha terminado con 1.185 toneladas de producto transformado en las 14 conserveras inscritas, una cifra ligeramente inferior a la del año pasado que fue de 1.445, según los datos del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida.

Tags: pimiento , Lodosa

Desde el Consejo Regulador han explicado que este descenso se debe a la climatología y, en concreto, a "una fuerte y virulenta tormenta de pedrisco que afectó a una extensa zona de Mendavia y en la que varias parcelas perdieron todo el cultivo". Esto provocó un descenso en la superficie total inscrita que ha pasado de las 155 hectáreas del año pasado a las 148 de la actual campaña.

Según ha indicado el Consejo Regulador, "este ligero descenso en la producción no ha afectado a la calidad del pimiento elaborado durante los meses que ha durado la campaña, de septiembre a diciembre", y que han calificado como "extraordinaria".

También han resaltado el tamaño del fruto que, "aunque ha sido algo más pequeño que el obtenido en la campaña anterior, es el que corresponde a un buen pimiento del piquillo de Lodosa".

El pimiento certificado por la Denominación de Origen Pimiento del Piquillo de Lodosa, ampara la conserva de frutos enteros de las categorías Extra y Primera de la variedad piquillo, cultivados y elaborados exclusivamente en los ocho municipios amparados por el Reglamento: Andosilla, Azagra, Cárcar, Lerín, Lodosa, Mendavia, San Adrián y Sartaguda.

Termina la campaña del Piquillo de Lodosa: 'más pequeño pero de extraordinaria calidad'

Una vez recogidos, son transportados a las conserveras donde, una vez limpios, pasan al asado por llama directa. El proceso continúa con un meticuloso descorazonado, pelado y eliminación de semillas. Los pimientos pelados pasan a la sección de envasado donde personas expertas seleccionan, clasifican y envasan el pimiento en latas y botes específicos, ha destacado el Consejo Regulador en un comunicado.

Igual que en la elaboración, el envasado se realiza en seco, de tal manera que la pequeña cantidad de líquido transparente y denso que aparece al abrir la lata es el mismo jugo que ha soltado el pimiento.