Se reduce en un 10% el desperdicio de alimentos desde 2014

Los platos base legumbres, los platos base carne y las sopas, cremas y purés son las recetas que más terminan en la basura

Fuente: Campocyl

El informe sobre consumo en España 2017 incluye un apartado en el que se estudia la evolución del desperdicio alimentario. De sus datos se desprende que en 2017, los hogares españoles tiraron a la basura 1.229 millones de kilos de alimentos, lo que supone 23,6 millones de kilos cada semana.

“Se constata una mayor concienciación de las familias en la lucha contra el desperdicio alimentario, ya que esta cifra supone una reducción del 5,7% respecto al período anterior, es decir, se tiraron a la basura 74,5 millones de kilos menos”, como señalan desde el Ministerio de Agricultura.

El 87,5% del total de alimentos tirados a la basura se corresponde con alimentos desperdiciados por los hogares tal cual los compraron. Frutas, verduras/hortalizas y pan son los alimentos más desechados en cuanto a volumen total, si bien la mayor tasa de desperdicio corresponde a salsas, un 20,7% de lo comprado acaba en la basura.

Los platos base legumbres, los platos base carne y las sopas, cremas y purés son las recetas que más terminan en la basura. El 12,5% del desperdicio corresponde a los restos de platos cocinados en el hogar.