Reino Unido destruye pimientos importados con residuos de 5 pesticidas

Según la alerta emitida por las autoridades británicas, los pimientos procedían de la India y contenían residuos de los pesticidas dimetoato, acefato, etion, metamidofós y ometoato, siendo las cuatro últimas sustancias no autorizadas.

Fuente: Horto info

Las autoridades de Reino Unido han destruido una partida de pimientos procedentes de la India y que estaban destinados a la venta en los supermercados de ese país, por contener exceso de residuos de 5 pesticidas según ha podido saber Hortoinfo a través del  Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (Rapid Alert System for Food and Feed, RASFF).

La presencia de esos pesticidas en los pimientos ha sido calificada por el RASFF como un hecho grave.

Tras la realización de las analíticas correspondientes en frontera, las autoridades británicas detectaron presencia en los pimientos de restos de dimetoato y de las sustancias no autorizadas metamidofós, acefato, etion y ometoato.

El dimetoato se encontraba presente en una proporción de 0’14 miligramos por kilo, siendo su Límite Máximo de Residuos (LMR) de 0’01 mg/kg.

En cuanto a las sustancias no autorizadas, el porcentaje de metamidofós en los pimientos era de 0’25 miligramos por kilo (LMR de 0’01 mg/kg), el de acefato de 0’63 miligramos/kilo (LMR de 0’01 mg/kg), el de etion de 0’32 mg/kg (LMR de 0’01mg/kg) y el del ometoato de 0’04 miligramos por kilo, cuando su LMR es de 0’01 miligramos por kilo.

Dimetoato

El dimetoato es un pesticida utilizado como insecticida y acaricida, que actúa por contacto e ingestión. Afecta a los sistemas nerviosos central y periférico y produce depresión cardíaca y respiratoria. En dosis elevadas puede producir dolores de cabeza, náuseas, vómitos, calambres, debilidad, visión borrosa, pupilas puntiformes, opresión de pecho, respiración fatigosa, nerviosismo, sudores, ojos lagrimosos, salivación o formación de espuma en boca y nariz, espasmos musculares y coma.

Metamidofós

El Metamidofós es un insecticida-acaricida de la familia de los organofosforados, de acción sistémica, por contacto e ingestión, para combatir insectos mascadores y chupadores.

En el ser humano produce sudoración excesiva, cefalea, debilidad, vértigo, náuseas, vómitos, salivación excesiva, dolor de estómago, visión borrosa y dificultades de habla. Está prohibido en muchos países bajo todas las formulaciones y usos, ya que es nocivo para la salud humana y el medio ambiente.

Acefato

El Acefato es un plaguicida foliar organofosfatado, penetrante, con actividad por ingestión y contacto, y cierta acción sistémica. Se absorbe fácilmente por las raíces y se trasloca a toda la planta. Inhibidor de la acetilcolinesterasa en las sinápsis nerviosas. Provoca una transmisión continua de impulsos nerviosos que produce fatiga en el insecto y por consecuencia la muerte.

Produce opresión torácica, tos, edema pulmonar, náuseas, vómito, compresión abdominal, calambres, diarrea, incontinencia fecal, temblor muscular, calambres, debilidad muscular, taquicardia, aumento tensión arterial, ansiedad, confusión, dificultad en la expresión oral y debilidad general.

Etion

Es un insecticida y acaricida organofosforado utilizado desde la década de los 50. El etión puro es un líquido incoloro a amarillento con un olor parecido al del azufre. Puede reaccionar químicamente con una importante enzima en el cerebro y en los nervios llamada acetilcolinesterasa alterando su funcionamiento. Cuando esto sucede, la transmisión de señales de una célula nerviosa a otra o a los músculos se desorganiza. Produce náuseas, ansiedad, agitación, excesiva lacrimación y sudor, pérdida del control de la vejiga, visión borrosa, temblores musculares y dificultad para respirar. La intoxicación grave puede resultar en coma, incapacidad para respirar y la muerte.

Ometoato

El Ometoato es un pesticida utilizado como insecticida y acaricida, que actúa por contacto e ingestión. Afecta a los sistemas nerviosos central y periférico y produce depresión cardíaca y respiratoria. En dosis elevadas puede producir dolores de cabeza, náuseas, vómitos, calambres, debilidad, visión borrosa, pupilas puntiformes, opresión de pecho, respiración fatigosa, nerviosismo, sudores, ojos lagrimosos, salivación o formación de espuma en boca y nariz, espasmos musculares y coma.