OPL lanza un mensaje de tranquilidad a los ganaderos sobre los precios que de la leche que "incluso podría subir ligeramente en 2018"

Tags: leche , ganaderos

La Organización de Productores de Leche (OPL), tras un análisis objetivo del sector lácteo, envía un mensaje de tranquilidad a los productores ante la previsión de estabilidad e incluso de ligera subida del precio para  el año 2018, puesto que:

1. La mantequilla mantiene precios al alza, a pesar de las bajadas sufridas a finales del año 2017, lo que permite prever y, así lo hace, la Comisión Europa, unos precios estables de la leche en origen a lo largo de todo el año 2018. Se establece un precio medio para la UE de 0.369 €/kg, precio que en España, afirman desde esta Organización, incomprensiblemente, no se ha alcanzado a pesar de ser un país deficitario en leche en más de un 30%.

2. Según la estimación de la bolsa de valores de Nueva Zelanda, en este país, el mayor exportador de lácteos a nivel mundial, se prevé una caída de la producción de un 1,5% debido a la sequía que están sufriendo. Esta caída absorbe el aumento de producción en la UE que es de un  1,7% más que el año anterior.

3. Las subastas de Fonterra, en lo que llevamos de año,  han sufrido incrementos de precio del 2.2%, 4.9% y 5.9%, solo en la última se ha producido un ligero descenso del 0.5%.

4. Según datos del FEGA el número de novillas en España ha descendido un 4’4% lo que hace presagiar un descenso de la producción.

5. El último informe sectorial del Ministerio la balanza comercial de los productos lácteos muestra una clara tendencia al aumento de las exportaciones (nata líquida un 141%, leche en polvo un 139%) y una reducción de las importaciones.

A pesar de los datos anteriores, la industria láctea en España, como cada año en primavera, como si de un periodo de rebajas institucionalizado se tratara, aseguran desde la Organización de Productores Lácteos, y aprovechando que la mayoría de los contratos suscritos con los productores se renuevan a primeros de abril, saca su artillería pesada con técnicas de dudosa ética, propagando el miedo en los productores para lograr imponer precios a la baja. Todo esto lo consigue, anunciando abandonos de  rutas, de modo que los ganaderos que se quedan sin poder vender su leche, deben ofrecerla a otras empresas a precios irrisorios. Además, dicha industria recalca que hay demasiada leche en el mercado, de forma que logran su objetivo de aplicar bajadas ahora que contrarrestan las previsibles subidas del segundo semestre del año.

Hasta la propia industria, en boca del señor Lence, propietario de Leche Río,  en declaraciones realizadas a la agencia EFE y recogidas por El Progreso expresa que: “no hay ningún motivo para que baje el precio de la leche” y  asegurando que “no hay excedente de materia prima, sino todo lo contrario”, incluso, reconoce que “la posibilidad de bajada podría deberse a algún tipo de presión por parte de algún grupo grande, pero en ningún caso a razones objetivas de mercado”. Estas declaraciones hay que interpretarlas recordando que el señor Lence, se caracteriza por no tener ningún miramiento a la hora de aplicar bajadas de la leche en origen.

Por todo lo anterior, desde OPL instan a los ganaderos a la calma, ya que los datos apuntan hacia un mantenimiento, y probable subida del precio de la leche.