Olona defiende el modelo de agricultura familiar para la conservación de un mundo rural vivo

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, ha intervenido en la presentación del Anuario 2018 de la Agricultura Familiar de organización agraria UPA en Madrid, junto al secretario general de UPA Aragón, José Manuel Roche.

Tags: mundo rural , upa

Fuente: Aragón Hoy

Olona ha destacado la necesidad de mantener el modelo de agricultura familiar como única garantía de vertebración del territorio y la conservación de un mundo rural vivo. “Corremos el riesgo de encontrarnos con una agricultura sin agricultores. La intención de cualquier agricultor es poder vivir de su ttrabajo”, ha señalado Olona, quien considera fundamental que la Política Agraria Común recoja entre sus objetivos este modelo.

Para ello, es necesario que la PAC tenga más en cuenta a los agricultores profesionales, es decir, a los que “más dependen de la agricultura y a su vez más contribuyen a su mejora”, ha subrayado el consejero.

Olona ha puesto de manifiesto que más de dos tercios de las explotaciones en Aragón tienen ventas que no superan los 9.000 euros, son pequeñas y no tienen dimensión económica. Para el consejero “no se trata solo de crecer en cuanto a ampliación, sino que hay otros aspectos a mejorar como son aumentar valor añadido, apostar por las figuras de calidad diferenciada, la cooperación y la incorporación del conocimiento y la innovación”. En este sentido, el consejero ha recordado que en Aragón se ha puesto en marcha por vez primera un sistema de asesoramiento a agricultores y ganaderos con la implicación del sector.

Asimismo, para Olona el reto está en la puesta en valor de la mujer agricultora, “se ha avanzado mucho en el desarrollo del concepto de mujer rural y poco en el de mujer agricultora”. Además, considera imprescindible que la PAC le dé una oportunidad a los jóvenes para lo que es necesario la eliminación de los derechos históricos.

Anuario UPA 2018

El mundo rural de toda Europa no será viable sin una apuesta clara por el sistema familiar de producción de alimentos. Es una de las conclusiones de la presentación, hoy en Madrid, del Anuario 2018 de la Fundación de Estudios Rurales de UPA. “No permitiremos que los mercados o las políticas públicas, como la PAC, nos ignoren”, ha señalado esta organización al tiempo que ha enarbolado el sistema familiar como un modelo “de futuro y de progreso sostenible”.

Sólo con actividad productiva, con agricultura y ganadería sostenibles, es posible la existencia de un medio rural y un medio ambiente “cuidado, organizado y respetado”, capaz de afrontar los retos y las amenazas del cambio climático, señalan desde UPA

Bajo el paraguas de la agricultura y ganadería de carácter familiar se engloban muchos y muy diversos modelos de vida y de trabajo, han explicado desde esta organización. Lejos de visiones reduccionistas o simplistas, el mundo rural no es en absoluto ajeno al proceso natural de evolución de la sociedad. “Agricultura familiar es diversidad, modernidad, progreso y sostenibilidad”, han defendido.

El orgullo rural merece un premio

En el mismo acto, celebrado en la sede del Consejo Económico y Social de Madrid, la Fundación de Estudios Rurales ha entregado sus premios destinados a personas e instituciones destacadas por su “orgullo rural”. En esta edición, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, el sociólogo e investigador rural, Eduardo Moyano, el periodista Luis Miguel de Dios, el actor Xosé Antonio Touriñán, la viticultora María Victoria Serrano y la cooperativa Oviaragón han sido los galardonados en esta edición.