Nueva partida de pimientos turcos destruida por contener residuos de Clorpirifos y Formetanato

Los pimientos tenían como destino los mercados alemanes, siendo destruidos al acceder a la Unión Europea a través de la frontera turca con Bulgaria, ya que superaban en 16 veces el LMR para el clorpirifos y en 11 veces el del formetanato. Se detectó presencia de Clorpirifos en una proporción de 0’158 miligramos por kilo, cuando su LMR es de 0’01 miligramos por kilo, el mínimo detectable, además de 0’114 mg/kg. de Formetanato, estando también su LMR en 0’01 mg/kg.

Fuente: HortoInfo

Las autoridades fronterizas de Bulgaria han procedido a la destrucción de una nueva partida de pimientos procedentes de Turquía, por contener restos de Clorpirifos y de Formetanato, según ha podido saber Hortoinfo a través del Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (Rapid Alert System for Food and Feed, RASFF).

Los pimientos turcos contenían restos de Clorpirifos en una proporción de 0’158 miligramos por kilo, cuando su Límite Máximo de Residuos (LMR) quedó establecido por la Unión Europea (UE) en el límite de detección analítica, es decir, 0’01 miligramos por kilo, lo que en la práctica lo convierte en una sustancia no autorizada. Los pimientos superaban en casi 16 veces el LMR para Clorpirifos.

Las autoridades búlgaras también detectaron presencia del pesticida Formetanato en una proporción de 0’114 miligramos/kilo, estando también fijado su LMR en el límite de detección, es decir 0’01 miligramos por kilo, por lo que superaban en más de 11 veces su LMR.

La destrucción de estos pimientos por parte de las autoridades de Bulgaria ha impedido que llegasen a los consumidores de Alemania, país al que estaban destinados.

Este caso ha sido calificado como grave por el RASFF, que ha comunicado la alerta con fecha 6 de noviembre.

Clorpirifos

Se trata de un insecticida organofosforado, con un amplio grado de control y alto poder de penetración, que actúa sobre los insectos por contacto, ingestión e inhalación. Controla un amplio espectro de insectos chupadores y masticadores.

Un grupo de investigadores de las facultades de Farmacia y Bioquímica y de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA), junto con científicos de la Universidad Nacional de Comahue (Argentina), han comprobado que la exposición a bajas dosis de Clorpirifos (CPF) produce cáncer de mama. (Ver Hortoinfo de 25/02/2016)

Tras la reducción de los LMR para esta sustancia por parte de la Comisión Europea, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente español aprobó la retirada de los formulados a base de Clorpirifos (etil), para su empleo en los cultivos de tomate, pimiento, melón, sandía, patata, coles, alcachofa, manzana, pera, melocotón, uva de mesa, frambuesa y arándanos. (Hortoinfo de 20/07/2015)

Formetanato

El Formetanato es un acaricida e insecticida, del grupo de los carbamatos, que actúa por contacto e ingestión contra larvas y adultos de las especies sensibles alterando las funciones del sistema nervioso central.

Los síntomas iniciales de toxicidad seria por insecticidas del grupo de carbamatos son la entrada en coma, convulsiones, hipertensión y la depresión cardio respiratoria.

También puede producir disnea, broncoespasmos y broncorrea con una eventual edema pulmonar.

Los niños están más propensos que los adultos a presentar los síntomas del sistema nervioso central arriba mencionados.

El malestar, debilidad muscular, mareo y transpiración son síntomas iniciales de envenenamiento por carbamatos, manifestándose a menudo dolor de cabeza, salivación, náusea, vómito, dolor abdominal, diarrea, miosis con visión borrosa, incoordinación, espasmos musculares y lenguaje lento.