Los agricultores de Aragon denuncian que el pago del canon de semillas les produce sobrecostes millonarios

Los agricultores de Aragon denuncian que el pago del canon de semillas les produce sobrecostes millonarios. En los ultimos meses los agricultores se estan viendo obligados a pagar un canon que encarece su produccion, regulado por una empresa privada.

Fecha: 01-Aug-2017

Tags: semillas , anove , canones

Los agricultores aragoneses han visto como lo que hasta ahora era una labor mas del campo, reutilizar semillas para replantar o intercambiar, se ha convertido en una actividad con riesgo de convertirse en delito, acarreando importantes sanciones economicas y hasta penales.

La propiedad intelectual e industrial ha llegado al campo para quedarse despues que los grandes grupos de alimentacion dedicados a la obtencion de variedades vegetales -varias empresas internacionales como Monsanto o Proseme y otras nacionales� se agruparan para regular el pago de las regalias y derechos de autor sobre sus patentes. El resultado, un aumento directo del precio de las semillas y la instauracion de un canon por la reutilizacion del fruto de estas en futuras cosechas que no ha sido bien recibido por parte del sector.

“Se estan aplicando tasas abusivas sin que la administracion o el Gobierno entre a regularlas directamente”, explica Roberto Sanz, productor de cereales turolense y miembro de la Comision Ejecutiva de Uaga, quien entiende la “necesidad” del pago de los derechos de propiedad sobre aquellas variedades registradas por los obtentores, pero denuncia “la persecucion y el interes economico” con el que se ha hecho en los ultimos meses.

“Si un kilo de semillas de cebada ya lleva un 20 o un 30% de su precio en el pago de derechos, no entiendo como pretenden que despues los agricultores tengamos que seguir asumiendo pagos extras por reutilizar parte de la semilla plantada. Se nos esta cobrando una multa sin que hayamos cometido ninguna infraccion”, explica Sanz.

.

�La SGAE de las semillas�

Y es que, segun denuncian fuentes del sector, Geslive, la empresa que sirve como brazo juridico de las empresas dedicadas a la obtencion de semillas y variedades vegetales, ha implementado en los ultimos meses sus controles y su politica sancionadora con el fin de hacer caja mediante el cobro de un 40% extra del canon original por cada hectarea en la que se reutilice parte del fruto cosechado con semillas patentadas. Un coste que no supera los 2 euros por hectarea, pero que en conjunto, segun denuncia el sector, puede suponer un importe cercano a los 30 millones de euros en toda España.

Para este cobro Geslive se ampara en una normativa europea que le da la razon, pero que hasta la fecha no se habia aplicado en España debido a su complicada aplicacion en el sector. De hecho, segun ha explicado Geslive, las sanciones y el cobro de los canones sobre la reutilizacion solo han empezado a aplicarse en las ultimas fechas.

En Aragon en particular, el pago del canon sobre la reutilizacion de semilla ha tenido un impacto importante en el cultivo de cereales de invierno, cosecha que el año pasado crecio un 120% en la Comunidad, y sobre la que existen mas patentes registradas. De hecho, los primeros atisbos de estos cobros y sanciones, junto con el descenso de precios y la subida de los carburantes fueron los motivos principales para que la temporada pasada se cerrara con un balance “tibio�.

.

Los agricultores denuncian presiones y “cartas amenazantes”

Hasta la puesta en practica de este pago, los agricultores solian recurrir a una practica “de toda la vida”. Comprar semillas, probarlas, y en el caso de que dieran buen resultado, reutilizarlas. Sin embargo, desde Geslive se denuncia que muchos agricultores estaban abusando de esta practica, llegando incluso a venderlas o intercambiarlas entre ellos con intenciones mercantilistas sin abonar tasa alguna. “Es una locura porque estamos pagando un precio por un delito que aun no hemos cometido”, entiende Sanz, que explica que las cooperativas o agricultores que se han negado han recibido numerosas cartas de Geslive avisandoles de las consecuencias juridicas.

Por el momento, se tiene constancia de dos cooperativas aragonesas, una en Daroca y otra en Teruel, que se han opuesto al pago y han recibido cartas que un primer momento invitaban a acuerdos de conciliacion y que luego avisaban de las consecuencias penales, aunque ningun conflicto ha llegado a los tribunales en la Comunidad, como si ha pasado en Valencia o Castilla La Mancha.