La Universidad de Navarra investiga sobre los edulcorantes y sus efectos en la salud

Un estudio, liderado por investigadores de las universidades de Liverpool y Copenhague, identificará los riesgos y beneficios de los sustitutos del azúcar en la dieta. El Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra (UNAV) perteneciente a la red CIBEROBN contribuirá como miembro del consorcio en un ensayo clínico aleatorizado y controlado de dos años. También liderará un ensayo clínico coordinado y otro multicéntrico sobre los efectos a corto y medio plazo de los edulcorantes sobre la ingesta alimentaria, fisiología y salud, según informa Navarra Capital.

Fuente: Eurocarne

Swett, un proyecto financiado por la Comisión Europea dentro del programa Horizonte 2020, está apoyado por un consorcio paneuropeo de 29 socios industriales, académicos y de consumidores quienes desarrollarán y revisarán la evidencia sobre beneficios a largo plazo y riesgos potenciales implicados en la transición a edulcorantes y potenciadores del dulzor en el contexto de salud pública, seguridad, obesidad y sostenibilidad.

Los efectos de los sustitutos del azúcar sobre el apetito y la elección de alimentos no se ha investigado nunca a esta escala.

Este proyecto multidisciplinar de 5 años implicará a partes interesadas de la cadena alimentaria –consumidores, pacientes, profesionales de la salud, científicos, legisladores y agencias reguladoras– para abordar el papel de los edulcorantes en el control del peso y potencialmente introducir productos viables en el mercado. Las partes interesadas incluyendo consumidores, pacientes, profesionales de la salud, científicos, legisladores y agencias reguladoras tomarán parte en el proyecto.

Como parte del proyecto multidisciplinar de 5 años se llevará a cabo un ensayo clínico aleatorizado y controlado de dos años que implicará el reclutamiento de 660 adultos y niños con sobrepeso u obesidad de 4 países europeos (Dinamarca, Grecia, Holanda y España).

Los participantes del ensayo clínico seguirán una dieta de adelgazamiento de 2 meses. Durante este periodo se les asignará aleatoriamente a uno de 2 tipos de tratamiento. Ambos grupos recibirán consejo nutricional sobre recomendaciones existentes para reducir el consumo de azúcares añadidos en un 10%. Sin embargo, a un grupo se le permitirá consumir comida y bebida con edulcorantes, mientras que al otro no.

Jo Harrold, coordinadora del proyecto del departamento de ciencias psicológicas de la Universidad de Liverpool, comenta: “La obesidad ha emergido como problema principal de salud en toda Europa y alrededor del mundo”. “Una investigación de los efectos de los sustitutos del azúcar sobre el apetito y la elección de alimentos a esta escala no se ha llevado nunca a cabo. Nuestro estudio adoptará un enfoque multidisciplinar para examinar el impacto de la sustitución prolongada de azúcar sobre el control del peso, el apetito y la ingesta energética”, añade la coordinadora del proyecto, que indica que “entender la efectividad de los edulcorantes artificiales nos ayudará a optimizar su aplicación en el futuro en lo que respecta al control del peso.”