La dieta mediterránea y los dulces

Nuestro repaso por los alimentos que configuran la pirámide de la dieta mediterránea sigue con los dulces o productos de pastelería, que ocupan el vértice superior de la pirámide de la dieta mediterránea. “Los dulces y la pastelería tradicional se deben consumir en pequeñas cantidades, reservados para ocasiones especiales”, señalan desde la Fundación Dieta Mediterránea.

Fuente: Qcom.es

Esta institución nos indica que “los azúcares de absorción rápida, como el azúcar de mesa y la miel, se caracterizan por aportar energía y aumentar la palatabilidad de los alimentos y bebidas. Son un grupo de alimentos superfluos y su consumo no es necesario. Por eso debe ser moderado, ya que una ingesta elevada puede favorecer el sobrepeso y la caries dental”.
Miel
La miel formaría parte de este grupo. De los cien componentes de este alimento, los elementos principales son azúcares simples (en mayor parte fructosa y glucosa), agua y, en menor cantidad, las vitaminas y minerales.
Entre las vitaminas de la miel se encuentran las del grupo B y la vitamina C, pero en cantidades tan insignificantes que no aportan un gran valor nutritivo.
Posiblemente es el polen el que aporta proteínas, vitaminas y minerales, puesto que la miel contiene miles de gránulos en suspensión.
El valor nutritivo de la miel cambia según la temporada, las condiciones climáticas y del suelo, la variedad de plantas a partir de las que se ha obtenido el néctar y el cuidado de las abejas por parte de los apicultores.
Su ingesta debe ser moderada y limitarse a un consumo ocasional.
En España contamos con cinco mieles reconocidas como denominación de origen protegida –Miel de Granada, Miel de La Alcarria, Miel de Liébana, Miel de Tenerife y Miel de Villuercas-Ibores- y una indicación geográfica protegida –Miel de Galicia.
Productos de pastelería
También podemos presumir en nuestro país de una serie de productos pasteleros de calidad reconocida y reconocible: las IGP Alfajor de Medina Sidonia, Ensaimada de Mallorca, Jijona, Mantecadas de Astorga, Mantecados de Estepa, Mazapán de Toledo, Sobao Pasiego, Tarta de Santiago, Turrón de Agramunt y Turrón de Alicante.