La Comisión de Innovación someterá a debate y votación el informe de la ponencia sobre el proyecto legal de investigación e innovación de Aragón

La Mesa de la Comisión de Innovación, Investigación y Universidad ha fijado la siguiente sesión del órgano para el próximo jueves 29 de noviembre, con el debate y la votación del informe de la ponencia que estudia el Proyecto de Ley de Investigación e Innovación en Aragón como asunto principal.

El proyecto, que ha recibido 105 enmiendas parciales (19 del PP, 6 de PSOE-CHA, 26 de Podemos, 21 del PAR, 20 de Ciudadanos y 13 de IU), pretende dotar al sistema aragonés de I+D+i de una financiación pública estable mediante un anexo en los presupuestos anuales de la Comunidad autónoma y abre la puerta a nuevas fuentes de financiación privadas por la vía del “mecenazgo orientado al bien público público y focalizado en el bienestar de las personas”, así como otras iniciativas como el capital-riesgo social, la inversión de impacto, el ‘crowdfunding’ o la inversión en empresa social, según se recoge en su exposición de motivos.   

Después de abordar el trámite sobre este proyecto legal, comenzará la comparecencia del director general de Administración Electrónica y Sociedad de la Información, Fernando García Mongay, de quien el PP solicita que informe sobre el Plan de Administración Electrónica 2018-2020. Este proyecto, aprobado por el Ejecutivo aragonés el pasado mes de enero con la finalidad de mejorar la interacción digital entre los ciudadanos y la Administración, contemplaba una inversión de cerca de 13 millones de euros repartidos en tres plurianuales (para este año se proyectaban 4,4 millones de euros), según recogió entonces la prensa regional.

Por último, los diputados tratarán una proposición no de ley defendida por Podemos sobre el impulso del conocimiento de la agroecología que pretende la creación tanto de un Centro de I+D+i en agricultura y ganadería ecológica con programas de formación como de un banco de conocimientos de agroecología, “basado en el desarrollo, la divulgación de prácticas y conocimientos de técnicas más tradicionales, y también novedosas, de fácil acceso así como de participación para la ciudadanía, agricultores, ganaderos y comunidad científica”, según recoge el texto de su propuesta.