Isabel García Tejerina: El Gobierno ha invertido 390 millones de euros desde 2012 en infraestructuras incluidas en el Pacto del Agua de Aragón

La inversión ha permitido finalizar seis actuaciones desde 2012: embalses de San Salvador, Valdepatao y Las Parras, la Balsa del Canal Imperial, los Grandes Canales y el abastecimiento a Zaragoza Además, se ha dado un impulso definitivo al recrecimiento del embalse de Yesa y los embalses de Mularroya y Almudévar. Garcia Tejerina ha recordado que la mitad de las actuaciones señaladas en el Pacto del Agua de Aragón, un total de 75, ya están terminadas, tras una inversión total de 1.800 millones de euros por parte del Gobierno de España

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha presidido hoy la reunión de la Comisión de Seguimiento del Pacto del Agua, en la sede de las Cortes de Aragón, tras la que ha recordado que el Gobierno de España ha invertido un total de 390 millones de euros, desde 2012, para finalizar obras incluidas en el Pacto. Esta inversión, en palabras de la ministra, demuestra que “el Gobierno está comprometido con Aragón, y con las actuaciones destinadas a mejorar el abastecimiento y la calidad de las aguas”.

En concreto, son seis las infraestructuras hidráulicas finalizadas desde 2012: embalses de San Salvador, Valdepatao y Las Parras, la Balsa del Canal Imperial, los Grandes Canales y el abastecimiento a Zaragoza. Además, la inversión realizada ha permitido dar un impulso definitivo a otras tres: el recrecimiento del embalse de Yesa y los embalses de Mularroya y Almudévar.

Además, Garcia Tejerina ha anunciado la licitación, durante el año 2018, del colector de Valdeliberola (Huesca) –necesario para poder iniciar los trabajos de llenado del embalse de Valdepatao- y la realización de los trámites necesarios para poder desarrollar la II fase del Canal de Monegros. Dos actuaciones en las que se prevé una inversión total de 226 millones de euros.

En total, según ha recordado la ministra, el Gobierno de España ya ha invertido cerca de 1.800 millones de euros en actuaciones incluidas en el Pacto, lo que significa el 52% del presupuesto programado.

En una comparecencia posterior ante los medios de comunicación, García Tejerina ha insistido en que la mitad de las actuaciones señaladas en el Pacto del Agua de Aragón, un total de 75, ya están terminadas tras una inversión de más de 1.300 millones; 3 se encuentran en ejecución con una inversión ya realizada de 382 millones; y 27 se encuentran en proceso de tramitación, con una inversión ya realizada de 40 millones de euros.

El Pacto del Agua de Aragón, en palabras de la ministra, es “un buen ejemplo” para reafirmar que es posible alcanzar un gran Pacto Nacional por el Agua, con vocación de continuidad, que defina una política de Estado integradora, consensuada y solidaria que asegure el equilibrio entre la protección ambiental del medio hídrico y la atención de las demandas.

PRINCIPALES ACTUACIONES EN DESARROLLO

Entre las obras ya iniciadas se encuentra el embalse deAlmudévar, cuyas obras comenzaron el 30 de enero de 2017 con una inversión superior a los 100 millones de euros. Esta obra, declarada de interés general, es el proyecto hidráulico más importante de los que se ejecutan en España en la actualidad, tanto por su singularidad como por su complejidad. Paralelamente, el Ministerio trabaja con el consistorio municipal, la Comunidad de Riegos del Alto Aragón y el Gobierno autonómico, para definir actuaciones a desarrollar para compensar las afecciones derivadas de la ejecución al equilibrio socioeconómico de la zona.

Dentro de este Plan de Restitución de Almudévar hay dos grandes propuestas de actuación. La primera, relativa a la puesta en regadío de 1.200 hectáreas, con una inversión estimada de 20 millones de euros. Y la segunda, correspondiente a actuaciones del ciclo integral del agua, con una inversión estimada de 10 millones de euros.

Respecto a la primera, el Ministerio ya dispone dispone del informe de compatibilidad del desarrollo de esta nueva zona regable con el Plan Hidrológico de cuenca. Se ha iniciado, asimismo, la concentración parcelaria por parte del Gobierno de Aragón. Y se cuenta con el acuerdo de la Comunidad General de Riegos del Alto Aragón. Se avanzará, por tanto, en definir la fórmula de colaboración con el Gobierno regional y los usuarios para llevar a cabo la ejecución de las obras necesarias.

En cuanto a las actuaciones del ciclo integral del agua, el Ministerio trabaja con el Ayuntamiento para cerrar la definición de las mismas.

El embalse de Almudévar, una vez construido, tendrá un volumen de 169,41 hm3, y será una infraestructura imprescindible para regular, junto con el embalse de Biscarrués, los caudales procedentes del Gállego y los excedentes de regulación del Cinca, durante los periodos de mayor aportación para ponerlos a disposición del Sistema de Riegos del Alto Aragón en los momentos de escasez.

Garcia Tejerina ha expresado el compromiso del Ministerio para llevar adelante el Embalse de Biscarrués (Huesca) cumpliendo todas las normativas medioambientales y de seguridad, nacionales y europeas, así como los requisitos marcados por los procesos judiciales abiertos, que “podrán ralentizar las obras previstas pero en ningún caso nos llevará a abandonar el proyecto”, según ha señalado.

Actualmente el Ministerio ha redactado un pliego de bases técnicas para la redacción de un nuevo Estudio de Impacto Ambiental, un trámite que se espera que finalice durante el próximo mes de abril. El embalse de Biscarrués requerirá una inversión de 121 millones de euros y tendrá 35 hm3 de capacidad. Cumplirá un doble objetivo: la laminación de las avenidas del río Gállego y, junto con el embalse de Almudévar, la aportación de caudales al Sistema de Riegos del Alto Aragón.

Respecto al Embalse de Yesa (Navarra), Garcia Tejerina ha indicado que a lo largo de 2018 terminarán las obras de construcción del cuerpo de la presa para el recrecimiento del embalse, unos trabajos que ya se encuentran al 93% de su ejecución.

Las obras, que cuentan con un presupuesto de 260 millones de euros, incrementarán de forma significativa el volumen de almacenamiento del embalse -que pasara de los 447 hm3 actuales a los 1.079hm3-, garantizarán el caudal ecológico del río Aragón, reducirán el riesgo de inundaciones y mejorarán el abastecimiento de los más de 800.000 habitantes de Zaragoza y su entorno, además de consolidar 100.000 hectáreas de regadío.

Las obras de recrecimiento están cumpliendo todas las garantías de seguridad. Para ello, se han instalado 400 puntos de control, que permiten tener un conocimiento preciso de cómo responde la infraestructura y que, hasta el momento, han confirmado que no existen movimientos significativos en la ladera del embalse. Los resultados se plasman cada semestre en informes públicos.

PRÓXIMAS ACTUACIONES

Entre las próximas actuaciones a desarrollar, incluidas en el Pacto del Agua de Aragón, se encuentra el colector de Valdeliberola, cuya licitación se iniciará durante este año y requerirá de una inversión de 10 millones de euros. Se trata de una obra fundamental para completar el sistema Monegros II y para comenzar los trabajos de llenado del embalse de Valdepatao, con capacidad para almacenar 5,86 hm3 y destinado al riego de hasta 6.200 hectáreas de Ballobar y Fraga.

Otra de la prioridades de 2018 es continuar con los trámites necesarios para desarrollar la II fase del Canal de Monegros. El pasado mes de febrero el Consejo de Administración de ACUAES aprobó el inicio de tramitación de la adenda para la modificación del Convenio de Gestión Directa en el cual se incluyen tres actuaciones previstas en el proyecto a desarrollar por la Sociedad estatal: la tubería de Valdurrios, la Acequeia de La Almolda y el Sifón de Cardiel.

Las tres actuaciones, demandadas por los propios usuarios y por el Gobierno de Aragón con el fin de poner en marcha nuevas actuaciones en la zona regable de Monegros II, tendrán un coste de 216 millones de euros.

SALTOS HIDROELÉCTRICOS

En cuanto a los saltos hidroeléctricos, el Ministerio, tal y como establece la legislación de Aguas, tiene la obligación legal de extinguir aquellas concesiones administrativas para aprovechamiento hidroeléctrico que hayan agotado su plazo concesional, y trabaja ya en los nuevos pliegos que permitan sacar a concurso público la explotación de estas centrales, con criterios técnicos, ambientales y económicos comunes para los distintos territorios.

Los pliegos contemplarán medidas en beneficio del territorio afectado por el nuevo aprovechamiento hidroeléctrico, de manera que desde el Gobierno se atienda el compromiso social con las comunidades locales en las que se llevan a cabo estas actividades.

EL PACTO DEL AGUA DE ARAGÓN

El Pacto del Agua de Aragón es la resolución conjunta aprobada por todos los grupos parlamentarios de las Cortes de Aragón el 30 de junio de 1992 que recoge los criterios a seguir sobre política hidráulica en la Comunidad Autónoma.

El Pacto aprobado evaluó las necesidades hídricas de Aragón y definió las 151 actuaciones a ejecutar en las cuencas del Ebro y del Júcar para asegurar las necesidades futuras de abastecimiento a la población, regadíos o usos industriales, saneamiento y depuración de las aguas, con un inversión total de más de 3.300 millones de euros