Fin de los aranceles para el mercado que mejor paga hortalizas y frutas

Con la entrada en vigor del Acuerdo de Asociación Económica entre la UE y Japón se pone punto final a los aranceles en el sector hortofrutícola, pero seguirá siendo necesario la negociación de protocolos fitosanitarios específicos para poder acceder al mercado japonés, el país del mundo que más caras paga ciertas hortalizas.

Fuente: Horto info

El Acuerdo de Asociación Económica entre la UE y Japón, firmado en julio de este año y cuya entrada en vigor está prevista para principios de 2019, contempla la practica supresión de los aranceles en el sector de frutas y hortalizas, pero seguirá siendo necesaria la negociación de protocolos fitosanitarios entre ambas partes para que los productores comunitarios puedan acceder a este mercado, según se expuso en la reunión de la Comisión Consultiva de Negociaciones Comerciales, de la Secretaría de Estado de Comercio, celebrada el lunes, en Madrid.

Hay que recordar que Japón es el país que mejor paga ciertas hortalizas de todo el mercado mundial.

Según explicaron los responsables de la Dirección General de Comercio Internacional e Inversiones de la SEC, en el Acuerdo con Japón se contempla la práctica desaparición de aranceles para las frutas y hortalizas, que tendrá lugar para algunos productos a la entra de vigor del Acuerdo y para otros en el plazo de cinco años. No obstante, seguirá siendo necesario la negociación de protocolos fitosanitarios específicos para poder acceder al mercado.

Los envíos hortofrutícolas españoles a Japón se mueven en volúmenes muy reducidos, debido en gran parte a barreras de carácter no arancelario, relacionadas con la sanidad vegetal, según FEPEX, y si tras la entrada en vigor del Acuerdo, se mantiene la necesidad de  acordar protocolos fitosanitarios, las posibilidades de crecimiento de las exportaciones son muy limitadas.

En el primer semestre de 2018 la exportación española de frutas y hortalizas a Japón ascendió a 773 toneladas, por un valor de 3 millones de euros, según datos de la Dirección General de Aduanas. Representaron el 0,1% del volumen de la exportación extracomunitaria española, que ascendió a 407.623 toneladas en el primer semestre de 2018 y el 0,01 de la exportación total situada en 6,8 millones de toneladas.