El MAPA define con las comunidades la posición española ante el Consejo de Ministros de Agricultura de la UE

El Consejo Consultivo de Agricultura reunió en Madrid a los representantes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) con los consejeros de las comunidades autónomas para establecer los puntos a tratar en el Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE) de la próxima semana en Bruselas.

Fuente: Interempresas

El Consejo Consultivo de Agricultura analizó los trabajos comunitarios en relación con los reglamentos de la futura Política Agrícola Común (PAC) durante la reunión celebrada en Madrid el martes 12 de marzo.

La cita estuvo presidida por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, con la presencia de los consejeros de las comunidades autónomas, con quienes se abordaron los puntos a tratar en el Consejo de Ministros de Agricultura de la UE previsto para la próxima semana en Bruselas.


Equipo ministerial y representantes autonómicos, antes de iniciar la reunión del Consejo Consultivo.


Entre estos asuntos, el Consejo continuará las deliberaciones sobre el paquete de reformas de la Política Agrícola Común post 2020, en lo relativo a los reglamentos sobre los planes estratégicos, sobre la organización común de mercados de los productos agrarios y el reglamento horizontal. El ministro señaló que, teniendo en cuenta el retraso en los trabajos del Parlamento Europeo, la posición de España es que el Consejo no debería concluir un paquete de reforma de los tres reglamentos antes de conocer las propuestas finales para el próximo Marco Financiero Plurianual 2021-2027.

Según fuentes oficiales, Planas considera que este paquete de tres reglamentos no debería ser objeto de separación. “Creo que si hay un paquete global de negociación no resulta positivo separar ninguna pieza”, dijo. El Consejo Consultivo también intercambió impresiones sobre el debate que se producirá en el seno del Consejo comunitario en relación con la nueva Estrategia de la Unión Europea para el desarrollo de una bioeconomía sostenible y circular al servicio de la sociedad, el medio ambiente y la economía de Europa.

Esta estrategia, que fue presentada por la Comisión Europea el pasado mes de octubre, incluye actuaciones en diferentes áreas como la seguridad alimentaria, el uso sostenible de los recursos naturales, la reducción de la dependencia de los recursos no renovables, la mitigación y adaptación al cambio climático, el refuerzo de la competitividad y la creación de empleo. El ministro recordó que España cuenta desde el año 2015 con una Estrategia Horizonte 2030, con tres objetivos fundamentales: la reducción del desperdicio alimentario, el aprovechamiento de la biomasa y la valorización de los subproductos y de los residuos.

En la reunión del Consejo Consultivo se abordó la petición que formulará la delegación holandesa para debatir sobre la decisión de la Cámara Técnica de Recursos de la Oficina Europea de Patentes en relación con la posibilidad de patentar los resultados de las técnicas clásicas de mejora vegetal.

Aceite de oliva


De acuerdo con las mismas fuentes, el Ministerio, junto con las comunidades autónomas productoras de aceite de oliva, está siguiendo muy de cerca la situación del mercado, que se está caracterizando por una caída de los precios, a pesar de tratarse de una campaña con una producción normal, que además coincide con reducciones de producción en otros países mediterráneos.

En función de este seguimiento, se adoptarán las medidas que sean posibles y necesarias. Planas insistió en la necesidad de seguir muy de cerca este fenómeno para localizar dónde está la causa de esta situación, “injusta para los productores que han hecho bien su trabajo”.

Cítricos


En relación las exportaciones de productos cítricos, el ministro destacó la importancia de la equivalencia, la efectividad y la correspondencia desde el punto de vista de la homologación en la utilización de productos fitosanitarios. Se mostró partidario del control absoluto de la posible existencia de plagas en importaciones en territorio de la UE.

En este sentido, el pasado 1 enero entraron en vigor los nuevos certificados de importación en origen para todas las exportaciones a territorio de la UE. En todo caso, Planas considera que no estamos ante una crisis de campaña sino estructural, “y tenemos que tomar medidas estructurales”. “La existencia de una interprofesión fuerte y activa en el sector es un factor fundamental desde el punto de vista del funcionamiento del mercado de los cítricos”, concluyó.