El CSIC descubre una vía que hace a la planta más resistente a plagas, enfermedades y estrés

e trata de una nueva forma, desconocida hasta ahora, con la que las plantas producen jasmonato, una hormona de gran importancia en la defensa contra los patógenos y frente a situaciones de estrés. Desentrañar con detalle los mecanismos de producción de fitohormonas como esta puede ayudar en la obtención de cultivos más eficientes y

Fecha: 08-Jan-2018

Fuente: HortoInfo

Científicos del Centro Nacional de Biotecnología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CNB-CSIC), liderados por Roberto Solano, han descubierto un nuevo sistema para hacer a las plantas más resistentes a las plagas, enfermedades y al estrés consiguiendo cultivos más productivos, según ha podido saber Hortoinfo de fuentes del CNB-CSIC.

Se trata de una nueva vía de producción de jasmonato en las plantas. Esta hormona interviene en muchos procesos de desarrollo, resistencia a patógenos y a situaciones de estrés en plantas.

El trabajo ha sido publicado en la revista Nature Chemical Biology, que lo destacará en su portada de febrero.

“Desde hace décadas hemos dado por hecho que había un único camino para generar la hormona jasmonato en las plantas. Es una vía profundamente estudiada y perfectamente descrita. Nuestro trabajo desvela que las plantas guardaban en secreto una vía alternativa que les permite disponer de la hormona cuando la necesitan”, indica Andrea Chini, científico del CNB-CSIC y autor el estudio.

Según los autores, aún no se conocen las peculiaridades de esta nueva vía. “Puede ser que se active solamente cuando la vía clásica falla, o solamente en respuesta a estímulos específicos. Lo que parece más claro es que ha tenido una importancia significativa a lo largo de la evolución y probablemente precede a la ruta mejor conocida”, sugieren los autores.

Los científicos ya han comenzado a investigar en profundizad esta vía recién descrita y aseguran que hay seguir trabajando para desentrañar todos los detalles. “Esta es una nueva pieza del puzzle del jasmonato. Conocerla en profundidad puede desembocar en el desarrollo de cultivos más productivos, más resistentes a plagas o a situaciones de estrés”, aseguran.

El estudio, realizado en colaboración con varias instituciones europeas, supone una continuación del trabajo que, desde hace años, se realiza en el laboratorio de Roberto Solano en el CNB-CSIC para desentrañar los detalles y la actividad de esta hormona.