Bruselas aprueba medidas por la sequía en Europa

La Comisión Europea ha presentado a finales de agosto un paquete adicional de medidas destinadas a aumentar la disponibilidad de recursos forrajeros para el ganado, uno de los principales retos a los que se enfrentan los agricultores como consecuencia de la sequía. Este paquete complementa las medidas ya anunciadas a principios de agosto.

Tags: sequía

Fuente: Agro Digital

Las nuevas excepciones anunciadas atañen a determinadas normas de ecologización:

  • Posibilidad de que los cultivos de invierno, que se siembran habitualmente en otoño y se destinan a la recolección o el pastoreo, se consideren cultivos intercalados (lo que está prohibido con arreglo a la normativa vigente), si se destinan al pastoreo o la producción de forrajes.
  • Posibilidad de sembrar cultivos intercalados como cultivos puros (y no una mezcla de cultivos, como se exige en la actualidad), si se destinan al pastoreo o la producción de forrajes.
  • Posibilidad de acortar el período mínimo de ocho semanas para los cultivos intercalados, a fin de que los productores de cultivos herbáceos puedan sembrar los cultivos de invierno en tiempo oportuno después de los cultivos intercalados.
  • Ampliación a Francia de la excepción anteriormente adoptada por la que se autoriza la cosecha o el pastoreo en las tierras en barbecho.

La propuesta de incrementar los pagos anticipados, que la Comisión Europea anunció a principios de agosto también fue formalmente comunicada la pasada semana. Los agricultores podrán recibir hasta el 70 % de sus pagos directos y el 85 % de los pagos en virtud del desarrollo rural desde mediados de octubre de 2018, en lugar de tener que esperar hasta diciembre.

Ayuda existente en virtud de la PAC

En virtud de las normas sobre ayudas estatales agrícolas vigentes, pueden concederse ayudas de hasta el 80 % de los daños causados por la sequía (o de hasta el 90 % en zonas con limitaciones naturales), siempre que se cumplan determinadas condiciones específicas. La compra de forrajes puede beneficiarse de las ayudas ya sea como daños materiales o como pérdida de ingresos.

La indemnización por daños también puede concederse sin necesidad de notificarlo a la Comisión (la denominada «ayuda de minimis»). Los Estados miembros podrán conceder ayudas de hasta 15 000 EUR por agricultor a lo largo de tres años.

En lo que respecta al desarrollo rural, la actual legislación de la PAC ofrece una serie de posibilidades:

  • Si un Estado miembro califica la situación de sequía como «catástrofe natural», podrá prestar apoyo de hasta el 100 % para la restauración del potencial de producción agrícola dañado por la sequía. El dinero puede utilizarse para inversiones como la resiembra de pastos, por ejemplo. Esta medida puede activarse con carácter retroactivo
  • Los agricultores pueden notificar a sus respectivas autoridades nacionales casos de circunstancias excepcionales, y podrán ser liberados por su Estado miembro de sus compromisos en virtud de diferentes regímenes. Por ejemplo, se permitirá a los agricultores utilizar franjas de protección para el forraje.
  • Los Estados miembros pueden prestar apoyo a los agricultores a través de instrumentos de gestión de riesgos. Por ejemplo, pueden contribuir financieramente a los fondos mutuales para pagar una compensación financiera a los agricultores afectados. Asimismo, los agricultores que sufran una pérdida de ingresos superior al 30 % de sus ingresos medios anuales recibirán una compensación financiera.

Los Estados miembros tienen la posibilidad de modificar su programa de desarrollo rural una vez al año para incluir una de las medidas mencionadas anteriormente.