Agricultores y ganaderos insisten en la prohibición de la venta a pérdidas

“La Ley de cadena agroalimentaria debe modificarse por la vía de urgencia para articular una prohibición total de la venta a pérdidas. Los agricultores y ganaderos no podemos esperar más a obtener precios justos”. Así lo han defendido los máximos representantes de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos en una reunión con el ministro Luis Planas, en el marco del Comité Asesor Agrario.

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), Lorenzo Ramos, se reunía ayer jueves con la cúpula del Ministerio de Agricultura, encabezada por el titular de Departamento, Luis Planas, para trasladarles la situación de grave crisis que afrontan la inmensa mayoría de los productores de alimentos, presionados por unos precios injustos y unos costes de producción en crecimiento exponencial.

“Se cuentan por miles los agricultores y ganaderos que no cubren unos costes de producción que crecen sin cesar. El mercado responde a esa subida de costes con precios bloqueados que no responden al coste real que afrontan las explotaciones. Por ello, una cantidad inasumible de agricultores y ganaderos se están viendo obligados a abandonar su actividad. No podemos esperar”, explicaba Ramos, a la vez que solicitaba al ministro que cumpliera su compromiso de prohibir la venta a pérdidas, una vez que una sentencia —injusta para los agricultores, desde el punto de vista de la organización agraria— del Tribunal de Justicia de la Unión Europea consideró no ajustado a derecho la prohibición actual de esta práctica abusiva dentro de la Ley de Comercio Minorista, por lo que en la actualidad la persecución de la venta a pérdidas está anulada en España.

Una PAC para la agricultura familiar

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos aprovechó también su participación en el Comité Asesor Agrario para trasladar la voz de la agricultura y ganadería de carácter familiar en España, que se considera minusvalorada por la Política Agraria Común: “España debe defender en Europa una nueva PAC que sea más justa y eficaz, y que destine las ayudas a las verdaderas explotaciones profesionales pequeñas y medianas, que son el 85% de las que existen en nuestro país”, comentan desde la organización agraria.

En este sentido, UPA ha insistido en la necesidad de establecer un techo de ayudas por explotación “que saque a los especuladores de la lista de perceptores”, así como ayudas asociadas para todos los sectores productivos. También es necesario que los llamados Planes Estratégicos de la PAC se redacten con “inteligencia y justicia.”